Como elegir un colchón, diferentes tipos de colchones y somieres, los colchones que mas nos gustan a nosotros.

 

¿CÓMO ELEGIR SU COLCHÓN?

 

Actualmente, el hecho de elegir un buen colchón adaptado a nuestras necesidades, no es tarea fácil. Esto es debido a la gran variedad que existen en el mercado.

Aquí os vamos a mostrar los principales tipos de colchón.

1.  COLCHONES DE MUELLES

Dentro de estos colchones encontramos tres tipos generalmente.

Muelle bicónico o bonell . Es el más básico y su calidad es media - baja

                                 

 

Muelle de hilo continuo. Este tipo da una mayor soporte en toda la superficie del cuerpo y mayor estabilidad. Resultan los colchones muy firmes. Alta calidad e independencia de lechos.

                                                         

Muelle ensacado. Consiste en muelles independientes cada uno dentro de su bolsita. Son de alta calidad, firmeza media, lechos independientes y muy buena adaptabilidad. A mayor concentración de estos muelles mayor es la cantidad de puntos de apoyo. Pueden llegar a diferenciar hasta 7 zonas de descanso.

                   

Los colchones de muelles en general son una buena apuesta porque son colchones fiables, frescos y con mucha presencia. (Siempre hablamos de calidades media - alta con buen tejido y refuerzo perimetral).

Los colchones de muelles también pueden venir complementados con látex, viscoelástica, supersoft… Lo que los hace aún más confortables, adaptables y cómodos.


 

1.  COLCHONES DE NÚCLEO SÓLIDO

Dentro de éstos también nos vamos a encontrar varios tipos según el material.

Látex :

Es el colchón más natural ya que proviene de la resina del árbol del caucho. Normalmente estos colchones son una mezcla de látex natural con espuma de látex sintético. Cuanto mayor sea el porcentaje de látex natural mayor será la frescura y la adaptación. El porcentaje más utilizado es el 20% de natural frente al 80% sintético. (Esto puede variar hasta llegar a un 80% de látex natural con un 20% sintético. También aumenta el precio)

                       

Los colchones de látex ofrecen un sostén bastante firme, pero al mismo tiempo son muy flexibles y se adaptan bien a los contornos del cuerpo, distribuyendo la presión de manera uniforme. Estos colchones son muy buena opción para quienes se mueven mucho por la noche, pues el látex absorbe eficazmente los movimientos del cuerpo. También ideal por ello para parejas.

Adaptable especialmente para cama articuladas. Recomendado para personas con asma o alergias respiratorias, ya que evitan el riesgo de colonias de ácaros.

La desventaja más a la vista de este colchón es su peso y flexibilidad ya que eso hace que sea difícil de manejar. También necesita mucha aireación.

Viscoelástica:

Este material, como su propio nombre indica es viscoso y elástico. Produce un efecto huella cuando se ejerce presión y transmite calor sobre el mismo, pero recupera su forma original lentamente. Esto es lo denominado resilencia (High Resilence) la capacidad de recuperación del colchón.

                          

La densidad de los colchones viscoelásticos se mide en kg/m3 y puede variar dependiendo de la firmeza. A mayor densidad, mayor firmeza.

Ventajas del material:
   * Elimina los puntos de presión sobre el cuerpo
   * Regula la temperatura corporal (Termosensible)
   * Disminuye las tensiones musculares y nerviosas optimizando la circulación sanguínea.
   * Indeformable y duradero
   * Anatómico y ergonómico, con una gran adaptabilidad a las diferentes partes del cuerpo
   * Higiénico y antialérgic



 

Este colchón, el Thermoadapta,  es un colchón sin muelles tradicionales; sin embargo lleva unos ¨muelles¨ patentados de una material patentada, con un ´topper´de viscoelástica.  El efecto es de un acogida suave, pero con una base firme, con independencia de lechos - una gozada.  Lo suyo es probarlo!  Lo tenemos en la exposición.

Espuma de poliuretano

Estos son los colchones de espuma clásicos que nos vienen a la mente como baratos y deformables rápidamente. Es cierto que no tienen nada que ver con los anteriormente expuestos, pero también es verdad que en todas las espumaciones se han hecho grandes avances. Son colchones firmes muy considerables para esa habitación de invitados que se usa bastante menos.

                                       

Y después de explicar, de forma básica, los distintos tipos de colchón que nos podemos encontrar en el mercado, os mostramos las preguntas básicas que nos debemos plantear antes de elegir nuestro colchón:

Ø POSTURA AL DORMIR:  Boca arriba más firme. De lado más suave.

Ø PESO DE NUESTRO CUERPO:  A mayor peso, mayor dureza

Ø CALORÍAS:  Si somos muy calurosos o sudamos mucho apostaremos por los muelles que tienen una mayor ventilación y nos aportarán más frescura.

Ø FIRMEZA:  Un buen colchón debe respetar la curvatura natural de la columna vertebral tanto boca arriba como de lado. Si el colchón es muy rígido, la espalda no se adapta. Si por el contrario es demasiado blando, la curvatura de la columna se ve afectada.

 

Desde Alberto Mobiliario, os invitamos a visitar nuestras tiendas donde encontrareis el colchón perfecto para vuestras necesidades, siempre asesorados por nuestros profesionales del descanso.